Deudas dicom 

¿Quién regula las deudas DICOM?

La ley de DICOM otorga derecho a personas e instituciones a solicitar gratuitamente y cada cuatro meses, la información comercial que tiene sobre ellos.Esta información puede ser obtenida gratis en las oficinas de Equifax a lo largo de Chile o a través del sitio web oficial que permite la descarga del informe ley 20.575. Dicom está regulado por la ley y en ella se detallan todas los deberes como entidad y los derechos que tiene el deudor frente a ciertos escenarios.

 

¿Cómo borrar deudas DICOM?

Pagar la deuda sería lo más eficiente para salir de dicom sin problemas, sin embargo, se entiende que la mayoría de los chilenos que se mantienen en dicom es porque no cuentan con la solvencia económica suficiente para pagar la deuda morosa y posiblemente esa obligación continúa acumulándose. De igual manera, salir es un proceso largo: primero debes pagar la deuda para luego sacar un certificado que asegure que no tienes deudas y más tarde presentar dicho certificado en el boletín comercial para que dejes de figurar en sus registros."

Superintendencia De Quiebras

Deudores

Deudores y acreedores: actores frente a una deuda

Los deudores y acreedores son fundamentales para el funcionamiento del sistema financiero de cada empresa. Influyen en la cantidad de dinero que entra y sale de una cuenta y la velocidad a la que llega. Comprenderlos y cómo funcionan en conjunto es esencial para empresas grandes y pequeñas. Pero la diferencia entre los dos puede confundirse fácilmente.

Entonces, ¿qué es un deudor y qué es un acreedor? En términos más simples, un deudor es una parte que le debe dinero a otra parte. A nivel personal, puede describir a una persona que pidió dinero prestado a un amigo y aún no lo ha devuelto. En cambio, un acreedor es una parte a la que otra parte le debe dinero. A nivel personal, puede describir a una persona que le prestó dinero a un amigo y aún no se lo ha devuelto.

 

¿Cómo trabajan deudores con un acreedores?

En las operaciones comerciales diarias, deudores y acreedores trabajan codo con codo. La relación que comparten refleja la de un cliente y un proveedor, que compra y vende bienes y servicios a crédito y paga las cuotas del préstamo a tiempo.

Deudores

La cantidad adeuda a una empresa fluctuará junto con la cantidad que adeuda, lo que afectará los activos y pasivos en su balance.

Los clientes que no pagan por los productos o servicios por adelantado son deudores de su empresa, que actúan como acreedor en este caso. 

Si bien, ser acreedor de otra empresa puede considerarse un activo, al demostrar estabilidad financiera en su empresa, demasiada deuda cuenta como un pasivo. Con una gestión cuidadosa, la discrepancia entre los dos se equilibra de manera confiable para asegurar un flujo de caja estable y preparar su negocio para el futuro. Hágalo mal y la balanza puede inclinarse hacia un posible fracaso.